04 abril 2011

La Historia de Job



Bueno amigos, en esta oportunidad me gustaría compartir un par de ideas en torno  a uno de los episodios bíblicos que mas me ha llamado la atención y que, por supuesto, me ha causado un par de ronchas en la cara tratando de comprenderlo. El libro de Job presente en  el antiguo testamento relata ciertos episodios que resultan totalmente contradictorios de acuerdo a la moralidad cristiana y que sin duda cuestionan la Biblia como coherente y perfecta. Se cuenta que el diablo va a visitar a Dios para pedirle que lo deje tentar a Job, un hombre bueno que seguía al pie de la letra los mandatos de Dios, es decir, era un santo. Dios conversa con el diablo al parecer de manera amigable, llegando a diferentes acuerdos entre los que cuenta destruir la vida física de Job pero no tocar su alma.

El relato parece interesante pero hay ciertos elementos que me gustaría compartir con ustedes, ciertas dudas en cuanto a la lógica misma del relato. En primero lugar: ¿como es posible que un Dios santo que aborrece el pecado, que no puede ver el mal, que esta en contra de todo lo relacionado con Satanás lo reciba en su presencia? ¿Que opinión les merece que el dios de los cristianos  permita que el mal nos llegue destruyendo nuestras vidas?¿acaso todo lo anterior esta en contradicción con lo que desde pequeños nos han enseñado?

Señoras y Señores, amigos míos, los invito a especular en torno a este tema y a debatir sobre las posibles soluciones tanto filosóficas como practicas en torno a este interesante relato.
la historia dice asi, según la version reina-valera 1960:


1 Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová. 2 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondió Satanás a Jehová, y dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella. 3 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? 4 Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida. 5 Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. 6 Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él está en tu mano; mas guarda su vida.
7 Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza. 8 Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza.
9 Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete. 10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.
11 Y tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita, y Zofar naamatita, luego que oyeron todo este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; porque habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle. 12 Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no lo conocieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus cabezas hacia el cielo. 13 Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy grande. 





Reacciones:

6 comentarios:

  1. Es ciencia ficción como todo lo que hay en la biblia, y no hay que darle más vueltas.

    Pero si te fijas en casi todos los cuentos bíblicos presentan a Dios como un ser cruel y abominable que hace sufrir a la humanidad sin motivo. Quizá la intención de los autores era meter el miedo en el cuerpo de la gente, ya se sabe que para manipular mentes el miedo va muy bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Interesante cuestión la que planteas.
    La respuesta la tendrás fijándote en la idosincrasia de la época. Lo que para nosotros hoy puede parecer extraño, no digno de un Dios, antes constituía uno de los mejores ejemplos para exaltar su figura, que no era otra cosa que el de compararlo con un ser maléfico (en este caso el diablo). Así, mediante esta alteridad lo bueno queda destacado por encima de lo malo.
    Si te fijas, en las últimas líneas aparece otro de los tópicos que hoy podríamos calificar de machista pero que para la época no lo era, ni mucho menos, y es el de calificar a la mujer como impertinente, ignorante...
    Cada época y civilización está caracterizada por un tipo de mentalidad diferente que se plasma en sus escritos (en este caso la Biblia) y esto es algo que se debe recordar, para no caer en el terrible error de analizar el pasado con nuestra visión del presente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. lo que yo creo es que existe una dualidad, no puede existir el bien si no existe el mal, dios no puede manifestarse como un ser bueno si es que no existe satanas, en esta dualidad no puede existir uno si no existe el otro. gracias a ambos por comentar

    ResponderEliminar
  4. claro que mas aya de ser bueno es santo y acaso no leíste lo ultimo del libro de job el fue recompensado con lo doble que le fue quitado ¬¬

    ResponderEliminar
  5. En tiempo de Job, no existía el Cristianismo. El concepto del libre albedrío planteado en ésta historia es base del Nuevo Testamento. La conversación de Dios con Satanás lo interpreto como un tiempo en que Dios aún confiaba y le asignaba tareas.

    ResponderEliminar
  6. No te hagas tanto problema. La biblia no es palabra de dios. Si es que algún dios existe no ha dejado nada dicho. Es sólo un cuento. Pues de ser cierta tendríamos que admitir que dios y satanás son socios, que a éste dios no le repugna el mal (notar que satanás esta en su corte y encima lo trata con una naturalidad que deja perplejo al más abusado). El libre albedrío al que hace mencion el post de arriba, nada tiene que ver con el cristianismo. Dios e3n el caso de existir y ser perfecto no podría tener libre albedrío, por lo tanto ¿cómo darte algo que él no tiene?. un ser perfecto no tiene libre albedrío porque no tiene elecciones.Olvídalo, es sólo uno más de los cuentos de un viejo libro, escrito por una tribu ignorante (como lo eran todos en esa época)y que nada tiene de historia. Felicitaciones por tu site.

    ResponderEliminar